Ud. está en: Portal del Amaranto  > Agricultor
   
  Preguntas Frecuentes Agricultor
{image}
  Conoce las preguntas que más frecuentemente se hace un agricultor de amaranto.


¿Qué es el amaranto?

El amaranto es una planta de hoja ancha, considerado “no-pasto”, que produce cantidades significativas de “cereal” comestible. Por esta razón, se lo conoce como un “pseudocereal”.

Las cualidades nutricionales, agronómicas y económicas del amaranto son, casi, insuperables. Rico en proteínas (17%), vitaminas hierro, calcio, vitamina C, B12), alto contenido de lisina. A nivel agronómico es una planta muy resistente (sequías, plagas, salinidad, etc.) y tiene bajos requerimientos de calidad de suelo. Se puede decir que crece casi en cualquier sitio donde incida luz solar y haya relativa humedad.

En griego su nombre significa “inmortal, que no se marchita” , debido a que, a diferencia de otros cereales, cuando se cosechan sus semillas la planta no muere.

¿Cómo es la planta de amaranto?

Son plantas herbáceas de 1 a 1.5 metros, con hojas largamente pecioladas, oblongo-elípticas u ovales, angostadas en ambas extremidades y de color rojo morado. Las flores son pequeñas de color carmesí y se presentan en espigas muy apretadas o panículas. Esta es una planta tropical. Algunas especies poseen espinas y en los tallos y pecíolos, se aprecia y acentúa más esta coloración rojiza, debido a la presencia de betalainas (FAO, 2001).

¿Cómo es la semilla de amaranto?

La semilla de amaranto es muy pequeña, de forma lenticular, mide entre 1 y 2mm de diámetro. Para tener una idea sobre su peso: 1.000 semillas pesan 0.6-1.2 g.
El color del grano es de tipo blanquecino bronceado.

¿Cuáles son las variedades más comerciales de amaranto?

A pesar de que existen algunas variedades nativas, las que se han introducido mayormente en el mercado, por sus calidades mejoradas, son Revancha, Nutrisol y Huixcazdha.

La variedad más recomendada es revancha 153-5-3 de INIFAP (A. hypochondriacus), cuyos días de madurez son entre 132-137 días, con una altura de 154-157 cm. El rendimiento de esta variedad es de 2.1-3.2 ton/ha (1), ofreciendo mayor precocidad, uniformidad de maduración y menor altura de planta.

¿Dónde se cultiva el amaranto?

En México el amaranto se cultiva, principalmente, en los estados de Puebla, Tlaxcala, Distrito Federal y de Morelos.
A nivel mundial, el cultivo de amaranto se ha expandido por todas partes. Perú, también un país centenario en el cultivo, produce grandes cantidades de amaranto. En el siglo pasado, se ha introducido en China, La India, Japón, EE.UU, Alemania, entre otros, logrando desarrollar excelentes variedades de amaranto e industrialización del mismo.

¿Con qué otros nombres se le conoce al amaranto?

Popularmente, en México, algunas especies de amaranto son conocidas como “quelites”, que proviene del náhuatl “quílitl” que designa a la especie A. hybridus.

En las comunidades indígenas del Perú, es denominado “Kiwicha” (pequeño gigante), en el Caribe se le conoce como “Caracas”, dando su nombre a la tribu que se asentó en el valle de Caracas.

¿En qué época se siembra el amaranto?

El amaranto se siembra al inicio de la época de lluvias, para lograr la cosecha antes de la ocurrencia de heladas en los sitios que se presentan; con un óptimo de temperatura para la germinación entre los 16 y 35 °C. Por lo general, las mejores fechas son entre el 15 de Mayo y el 30 de Junio, cuando el suelo este bien húmedo.


¿De cuánto tiempo es el ciclo vegetativo del amaranto?

El amaranto se produce en un ciclo corto, de 150 a 180 días, según la especie y la variedad. Así por ejemplo, el tipo de variedad Revancha dura de 120 -140 días, Nutrisol 160-200 días, Huixcazdha 130-140 días de maduración.

¿Cuánto cuesta cultivar el amaranto?

El costo de producción por hectárea es de $ 4.383, de acuerdo al paquete tecnológico y costos del cultivo de amaranto, en condiciones de temporal para el estado de México, ciclo 1997/1997, elaborado por San Miguel de Proyectos Agropecuarios S.P.R. de R.S.

El costo de producción puede variar, de acuerdo con las condiciones del terreno y fenómenos climáticos, así como al empleo de tecnología. Sin embargo, la cifra señalada es un estándar en términos productivos.

¿Cuál es el rendimiento del amaranto por hectárea?

El rendimiento de amaranto por hectárea es de 1.00 a 2.00 ton. (1000 a 2000 Kg.), para cultivos sin riego. Los agricultores experimentados, en condiciones de riego, pueden obtener de 1.000 a 4.000 Kg/ha (Iturbide,1983).


¿Existen paquetes tecnológicos para el cultivo de amaranto?

A pesar de que por años, el cultivo de amaranto se ha desarrollado de manera rudimentaria y poco tecnificada, actualmente, se cuenta con competitivos paquetes tecnológicos. Uno de estos es el desarrollado por San Miguel de Proyectos Agropecuarios para el estado de México, 1997. Los conceptos incluidos en este paquete fueron: utilización de maquinaria (barbechos, rastras, trilla, etc.) 27%; jornales 34%; renta de terreno 15%; insumos (semillas, fertilizantes, etc.) 13%; y, servicios diversos (seguro agrícola, flete, etc.) 12%.

¿Cuánto tiempo dura la semilla de amaranto almacenada?

El grano almacenado libre de plagas y enfermedades conserva su potencial nutritivo, entre los 5 y 7 años si se mantiene en un lugar seco, fresco y ventilado. (Trinidad y Gómez, 1986. P. 99).

¿Qué productos se elaboran con el amaranto?

El amaranto, por siglos, ha sido aprovechado como grano, verdura y follaje. Artesanalmente se han producido “alegrías”, harinas, cereales, de poco valor agregado.
En los últimos años, nuevos procesos tecnológicos generaron otras oportunidades de negocios para el cultivo, lográndose insumos específicos para la industria alimentaria (aderezos para mayonesa y salsa de soja, “leche de amaranto”, bebidas dietéticas, etc.), cosmética, química, farmacéutica.

¿Qué se recomienda al “nuevo” agricultor de amaranto?

La principal recomendación para el “nuevo” agricultor que incursione en la producción de amaranto es que su primer cultivo lo haga en “parcelas pequeñas”, hasta aprender el manejo del cultivo.

Luego de experimentar, la rentabilidad que obtenga en su “primera cosecha” dependerá de ciertas características. El conocimiento y buen manejo del terreno, de los sistemas de cultivo, paquete tecnológico, demanda del mercado, aspectos culturales, entre otras. El rendimiento en el primer año de cultivo es de 1.0 a 1.5 ton/ha.